Hard times for a lone whistler

Thoughts, views and events in the life of a lone Whistler.

viernes, enero 19, 2007

FIN

Time goes by...

...and the coins go jingle-jungle in my pocket.

Me gustaría no haber tenido que copiar esa frase de nadie. Me gustaría que se me hubiese ocurrido algo más ingenioso. Pero es lo que hay, y cada vez me preocupa menos.

He estado releyendo mi blog y me lo he pasado bien. De hecho, no me ha parecido tan trágico como yo pensaba. Incluso diría que me ha parecido más interesante la vida que describo al leerla ahora que en el momento en que la estaba viviendo.

"Hard times" dejó de tener sentido hace mucho tiempo, no sé si antes o después del último post. "Lone Whistler", no lo sé, de momento le dejaremos seguir pululando por aquí. En cualquier caso, en otro rincón, en La Tienda de Ambigüedades.

sábado, abril 22, 2006

Noche salamanquina

Estamos aquí reunidos viejos alumnos de informática de Salamanca, por primera vez en Madrid. Con notables ausencias (ya sabes quién eres), esperemos que la próxima seamos más. ¿Será esto el preámbulo de nuestra futura vida conjunta en Madrid? Por un lado es un asco que acabemos todos en el mismo sitio, pero oye, se agradece estar con gente conocida con los que hemos pasado tantas cosas.

Vuelvo a integrarme en la sociedad.

domingo, abril 16, 2006

Descubrimiento

La mayor mentira es una afirmación tajante.

Qué poco dura lo bueno

Mañana vuelta a la capital, y no me apetece. Hoy he vuelto del pueblo para no hacer mañana dos viajes en un día. Estaba muy agusto allí, con unos días preciosos al principio, con todo empezando a verdear y terminando de florecer. Al final ha llovido, lo que ha hecho que quedarse en casa y disfrutar de la familia haya sido un placer añadido.

Otras veces que me he tomado una semanita como ésta de descanso he vuelto muy refrescado. Esta vez no, me ha sabido a muy poco y no tengo ganas de pensar en lo que me espera allí. Igual es cuestión de dormir bien esta noche, quién sabe. Demasiados torbellinos en mi cabeza (aunque últimamente estoy consiguiendo que se esté bastante quietecita).

Durante un tiempo tuve el miedo de que la familia se desmembraba, pero ahora tengo la sensación de que se vuelve a reunir, y me gusta. Quizá sólo sea yo el que ha cambiado y lo percibe ahora de otra forma.

En honor a Murphy, decir que, como quería ir ligero de equipaje, me llevé una mochila "ligerita", el portátil y poco más. Duda típica antes de salir de viaje - "¿me llevo el cargador de las pilas?" - respuesta típica - "bah, las he cargado hace poco, buena gana de llevar más equipaje. ¿Qué pasa? Que cuando dices: "a ver, quiero una foto de todos comiendo tiramisú", pues van las pilas y se acaban.

Descubrimiento

Un regalo honra a quien le es dado, pero también a quien lo da.

(Reflexión sobre la generosidad, los premios y los pagos justos).

miércoles, abril 12, 2006

Vaya cacharro


Si Gallardón mete la M-30 bajo tierra, nosotros hacemos un parking debajo de la Avda. Portugal, qué pasa. ¿Podrán circular estos bichos por carretera?

Más sobre la SS

Se me olvidó comentar anoche que, previsor de mí, decidí entrar en un bar a echar una caña (entiéndase, en el retrete). Se me ocurrió que El Alcaraván sería un buen sitio, ya que tiene dos plantas. Así, los camareros de la planta de abajo podrían pensar que iba a la planta de arriba y no me dirían nada al verme pasar hacia el servicio.

Entré, fui hacia el servicio, hice como que buscaba a alguien, y vi que un camarero se asomaba detrás de la barra. Seguí mirando como si buscara y no encontrara y me piré. Primer fallo.

Me fui a la puerta de la Clerecía, donde terminaría la procesión, y decidí entrar en el bar que está justo enfrente. Pediría una coca-cola, aunque sólo fuese, mearía, y me iría a esperar agusto. Como vi que tenían una nevera con latas, decidí que un aquarius sería mucho mejor de vistas a dormir cual bebé por la noche, así que me cogí uno. "Uno cincuenta". Hostia con el aquarius y las procesiones. En fin, había que ir al servicio a cualquier precio, así que con el rabo entre las piernas (¿mejor contexto que éste?) fui al baño unisex y alivié mis necesidades. Ahora que lo pienso, podía haber meado fuera de la taza aposta, pero uno es muy civilizado y no cree en la venganza.

Reflexión de Semana Santa

Lejos quedan los tiempos en los que la Catedral me parecía un monumento a la ignorancia humana y planeaba cómo sabotear la Semana Santa en el pueblo. Sigo siendo ateo, pero he ganado mucho respeto por la religión y las creencias de los demás.

Ahora me gusta la Semana Santa. Siempre me ha parecido una época maravillosa para estar en esta ciudad. De hecho, junto con las Ferias de septiembre, me parece la mejor época para venir. Pero no sólo eso. Me gusta el movimiento. Yo no veo las procesiones con ojos de fe, sino con ojos populares. Me gustan las manifestaciones tradicionales, ver cómo, por una vez, la gente se reúne en paz, convive tranquilamente y expresa una admiración compartida (con matices personales, por supuesto).

Me gusta que en mi pueblo, después de muchos años, la gente vuelva a tener una ilusión con la que ocuparse, un lugar para reunirse y trabajar juntos. No veo otro movimiento/agrupación/ideología que sea capaz de generar tal actividad conjunta en este país.

Sin embargo las tradiciones me parecen algo muy paradójico. Por lo general, las tradiciones surgen de la necesidad en su momento, y viven alimentadas por la nostalgia. Como resultado, las tradiciones pierden utilidad y se convierten, bien en obligación, bien en una carga, bien en arte. Y me da pena que desaparezcan las costumbres populares, pero si el tiempo cambia, nuestros usos cambiarán igualmente. Ahora la paradoja es: ¿vale la pena mantener o incluso rescatar la tradición?

Quizá la respuesta sea la misma que la de esta otra pregunta: ¿ha de ser útil el arte? Si el arte no es útil, ¿vale para algo? Supongo que el utilitarismo diría que no. Por otro lado, la repetición y la predecibilidad dan confianza, dan seguridad y estabilidad, con lo que igual es útil en un sentido abstracto.

Creo que una combinación adecuada de tradición y progreso son el ideal para mantener la estabilidad.

Semana santa y charra

Como buen becario con pocos recursos, y buen salmantino nostálgico de su tierra, aquí estoy otra vez, a disfrutar del solecito, los lugares conocidos y el tiempo libre.

Mal empezamos la noche cuando un Punk me dijo: "¿adónde vas tú con esos pelos, muchacho?". Mis pensamientos se debatían entre: "te habrás visto tú..." y "cómo coño se me habrá quedado el pelo". Meto a colación del tema que, después de un año y pico, hoy he ido a la peluquería de toda la vida a ver si me podía arreglar un poco, porque ciertamente ya era indecente.

Antes de eso estaba yo en casa cenando, cuando de repente me acuerdo de que una de las procesiones, la de la Universidad, es el miércoles. Le pregunto a mi madre y me dice que no, que es hoy. Vaya, yo que me había hecho ilusiones. Cuando terminamos de cenar pongo la televisión local y veo que están saliendo del Patio de Escuelas. Pienso cuánto durará todavía y empiezo a plantearme bajar a ver si saco alguna foto. Me lavo los dientes y al final, voilá, allá que me voy.


Creo que no se ve muy bien, pero ése era el pendón que abría la procesión, con el escudo de la Universidad: Stvdii Salamantini · Sigilum · Vnivertatis.


Convivencia de culturas: me parece curiosa esta otra foto en la que de fondo se ven un restaurante chino y uno de Shawarma Queen (no sé de qué país) y en primer plano la procesión (creo que uno de los de blanco es el ex-capellán de la Universidad).


Hubo quien aprovechó para expresar sus reivindicaciones.



Dos fotos de la procesión.

domingo, abril 09, 2006

Ilusiones ópticas

En esta imagen se esconden 11 caras. Las personas normales ven de 4 a 6. Las muy observadoras de 8 a 10. Las mejores ven las 11, y personas con esquizofrenia o paranoia ven 12 o más... ¿Cuántas ves tú?

--

Nota personal: yo he visto 10.
Nueva nota personal: acabo de ver la 11ª.

jueves, abril 06, 2006

Entrega de premios

Estoy ahora mismo en la entrega de premios del concurso de blogs del 20 minutos. Me he traído el portátil, todo friqui de mí, pensando que habría wi-fi, pero, o no la hay, o yo no la he encontrado.

Si una cosa me ha sorprendido es que aquí la gente parece menos rara de lo que yo pensaba. Será que esto no son unas jornadas de software libre, y eso se nota.

Para joder, hay gente por aquí haciendo formas con globos y me están poniendo DE LOS NERVIOS. Espero que no vengan a ofrecerme uno.

Parece que esto empieza a animarse, porque al principio no es que hubiera mucha gente.

Por cierto, justo delante de mí ha entrado Nepomuk. Para mí ha sido un honor y una sorpresa encontrarme con tan ilustre personaje. Por supuesto, mísero blogger de mí, no he sido capaz ni de dirigirle una palabra de ánimo, de agradecimiento, ni de cualquier otro tipo. Además, parece ser que yo no aparecía en la lista ni por lonewhistler, ni por mi dirección de correo. Y lo que más flipado me ha dejado: ¡me han preguntado mi nombre de pila! De hecho cuando el pavo me ha preguntado por mi nombre me he quedado un rato pensando... y después le digo: ¿el de pila?

Definitivamente en internet está perdido todo el anonimato, por mucho que uno se esfuerce. Ayer me dijo una amiga que salía segundo en google buscando cierta combinación de palabras, y que inmediatamente supo que era mi blog (ella no lo conocía). Qué cosas.

No me siento cómodo escribiendo mientras la gente pasea alrededor. Normalmente éste es un acto íntimo, a la tenue luz de mi habitación y, aunque sé que esto va a ser público, no me gusta que se relacione con mi jeta (como tantos otros)...

Otra diferencia con unas jornadas de software libre: hay muchas más pavas ;)

viernes, marzo 31, 2006

Decisiones

Siempre he sido muy dependiente. La opinión de los demás me ha afectado siempre demasiado, aunque a menudo fuese tan sólo para hacer precisamente lo contrario que la mayoría, que no deja de ser una forma de dependencia. Siempre he estado buscando respuestas filosóficas a todo, una categorización absoluta del bien y el mal, hasta el punto de rallarme demasiado.

He pasado por distintas tendencias filosófico/políticas, para acabar siempre con la sensación de que algo fallaba, siempre ha habido algo que no acababa de encajar: cristianismo, escepticismo, anarquismo, budismo... (esto me está recordando a una peli canadiense, ahora mismo no recuerdo... sí que lo recuerdo: Las invasiones bárbaras).

A la que más afín me siento ahora, aunque sólo sea por proximidad temporal, es al budismo, aunque incluso ahí he tenido la sensación de que había cosas que fallaban. Lo curioso es que el propio Buddha proclama su enseñanza con un enfoque científico: rechaza el dogma, no te llames a ti mismo "budista", comprueba tú mismo lo que es verdad. Creo que es lo que pasa con todas las religiones, la organización y el dogmatismo acaban pervirtiéndolas, a todas.

Hace poco una persona me enseñó a no ser tan compulsivo y considerar todas las opciones antes de actuar. Me planteo, para un momento dado, todas las opciones posibles, me imagino a mí mismo en cada una de las alternativas, digo las cosas positivas y negativas de cada una, y escojo. El tomarme ese momento de reflexión me ha ayudado a ver que no existe ningún principio supremo, ningún criterio absoluto que catalogue las acciones en buenas o malas.

Todo es una decisión mía.

Proyectos

Con mi nuevo plan de vida, casi no tengo tiempo para escribir en el blog. Además, siempre me pasa que cuanto mejor me van las cosas menos escribo, en general.

He decidido aprovechar mejor mi tiempo, y creo que eso crea adicción. Una vez que empiezas a organizarte y planear cosas, ya no puedes volver a la desidia y estar una tarde entera sin saber qué hacer. Pero bueno, le asignaré un huequecín al blog en mi agenda :D Claro que, ahora que los días son larguitos y empieza el buen tiempo (y sorprendemente, no me ha llegado la alergia todavía), como que no apetece mucho quedarse en casa enganchao al internés. ¿Habrá en Madrí algún sitio público con wi-fi? Habrá que investigar.

En las últimas semanas he ido a ver la emisión de Radio 3 en directo, con algunos conciertos chulos, he ido a ver a Faemino y Cansado a la Galileo y me he movido también bastante en lo laboral. Ya pondré fotos de Radio 3 y Faemino y Cansado.